Compromiso-Respuesta

  • Tomemos conciencia y amemos la Tierra. La Tierra reclama nuestra ayuda desde hace mucho tiempo. Por suerte, todavía sigue latente y viva, podemos ayudar, es el momento, pero no hay que perder más tiempo. Para ello, necesitamos la colaboración de todos, incluida la escuela. Un gran reto el que nos queda por delante.
  • Adoptemos mecanismos de precaución. Se trata de modificar el modelo de relación del hombre con el medio, de cambiar comportamientos para unir los conceptos «calidad de vida» y «calidad del ambiente». La única manera eficaz de hacer frente a la mayor parte de los problemas socio ambientales y sanitarios es a través de la aplicación de mecanismos de precaución. Ya no nos vale con resolver los problemas que van surgiendo, hemos de utilizar la sabiduría para evitarlos.
  • Cambiemos la forma de mirar al mundo. Cambiemos nuestra forma de pensar y nuestra propia actitud. Urge potenciar el sistema de valores que incidan sobre el respeto a uno mismo, a los demás y al entorno. Continuemos alimentando la vida en nuestro planeta y enseñemos a las nuevas generaciones a evitar cometer los errores del pasado.
  • Sentemos las bases para evolucionar hacia el viaje interior. El ser humano evoluciona a pasos agigantados hacia una tecnología externa en busca de la felicidad, pero este viaje hacia fuera es ficticio y resulta inalcanzable, provocando sufrimiento y dolor.
  • Desarrollemos el control y comprensión de nuestra mente. Debemos desarrollar estados contemplativos y meditativos que nos permitan estar en paz con uno mismo, para poder estar en paz con los demás y así respetar la Tierra que habitamos.
  • Para tratar de alcanzar todos estos objetivos, estableceremos una relación entre los elementos de la Madre Tierra y los diferentes centros corporales de energía o chakras del ser humano que se expresan en la tradición del yoga, así como su repercusión a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

Descarga una serie de muestra

Puedes ver la serie de muestra: «Animales en peligro de extinción».